Sen to Varufakis (Camino a Varu)

Posted on

Un título un poco friki pero creo que adecuado para la historia de Varufakis, Varu para los amigos. Como en la película de El viaje de Chihiro (Sen to Chihiro) el nombre es vital para todos los seres, es la esencia y es lo que nos hace ser nosotros. Desde a luego Varu no le faltaron los nombres, y en cada uno habúa un perro diferente.

Esta es su historia:

En mayo recibimos en aviso de una chica de Tomares que había recogido recién nacido a un cachorro de bodeguero canela, Hugo, y que como ya tenía tres meses y había crecido, ya lo podía dar en adopción. Se le hicieron fotos, se difundió su caso y, hasta ahí, fue nuestro trabajo normal como asociación.

A la semana recibimos otro aviso. La chica “no podía más” y nos pedía recogerlo o amenazaba con llevarlo a la perrera. Ese fue nuestro error de novatas (el primero para otro día), y decidimos acogerlo nosotras, concretamente nuestra compañera Nani. Ahora, aviso para navegantes, os indicamos qué perrera puede ser mejor al tiempo que os denunciamos por abandono.

Hugo para a ser Expósito. Vaya sorpresa cuando en el veterinario nos confirman que tiene cinco meses y el rabo cortado a porpósito. Además no está educado, tiene miedo y problemas graves de actitud por ansiedad, llegando a agredir a la veterinaria de Santa Rita que nos hizo el favor de examinarlo. Expósito resulta ser no adoptable y recurrimos a Jose, adiestrador canino, que nos da por teléfono algunas pautas.

Nani ya ha tenido cachorros e intenta educarlo, pero llegan sus vacaciones y Expósito no puede estar en ningún hogar por sus ataques de agresividad. Hablamos con Mari Ángeles, guardería canina y contrata sus servicios para esas dos semanas.

Ahora es Nano y en casa de su cuidadora intentan recuperarlo y que pueda ir a un hogar. Bongo, el pero de Mari Ángeles, le enseña disciplina y calma sus ataques.

A la vuelta de las vacaciones de la acogida, Nano parece otro perro. Comienza su reeducación en casa y al final se gana un hogar, el de Nani, en el que consigue su nombre definitivo, Varufakis.

Ya no habrá más nombres, ya no habrá más manos por las que pasar. Nuestro Varu se queda en Tomares.

Muchas gracias a todos los que lo hicieron posible, desde Carmen y Pipi de Santa RIta, Mari ángeles con Bongo, José al teléfono y, por supuesto a Nani, Fermín y Nico, que abrieron sus puertas a un perrito loco y se han quedado con un cachorro adorable.

11118854_923730181004145_2084869470574646494_n

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s